Dos pueblos, un mismo sentido

libro ahuin dos pueblos.jpg

Presentación del Libro, en el Centro Cultural de Mislata (Valencia)

Es media noche, y me decido a escribir unas notas sobre la presentación del Libro “Dos pueblos, un mismo sentido” “Dos pobles, un mateix sentit”, escuchando las primeras notas de la música de “Armenian Duduk & Yanni – Prelude and Nostalgia”

Un libro el de la Asociación AHUIM (Ayuda Humanitaria Internacional de Mislata) que pretende, muy humildemente aunque de forma decidida y constante, contribuir a mantener el espacio que se necesita para mantener el hermanamiento entre dos pueblos y sus gentes, por ello han decidido que este libro fuera un reflejo, un fiel retrato de las personas de ambos municipios, personalizadas en los diversos ámbitos sociales de las mismas, retratando la vía cotidiana de ambos lugares, sus singularidades, principios y costumbres, manifestando así en sus 168 páginas las similitudes y las diferencias ante un mismo sentido de la vida como razón de ser.

El libro muestra los dos modelos de ciudadanía profundizando en las personas y su entorno, pero también refleja la diáspora saharaui y la desidia que la acompaña, los derechos humanos, la condición de refugiados, etc. En este sentido, en su presentación quedaba una pregunta en el aire ¿Realmente somos tan diferentes, en este mundo globalizado, donde el materialismo y el poder económico campan a sus anchas?

hayku-la-alambradaEl libro, en el que he participado y he tenido el gran honor de escribir sus últimas líneas en la página 168 con unos de mis poemas “ A la rosa”, y encabezar la página 96 con una de mis composiciones “haiku: La alambrada”,nace con el objetivo de convertirse en patrimonio de todos los que amamos y queremos ser hermanos, con toda la dignidad de las personas, sean de donde sean y piensen como piensen, de ahí la renovación este año del hermanamiento con el pueblo de Tifariti y sus gentes, después de 20 años en el que dos pueblos han tenido una conexión permanente de la mano, principalmente, de la Asociación Ahuim, que asumía dese el primer día el compromiso de mantener ese estrecho camino entre ambos pueblos, después que el 6 de febrero de 1996, el Alcalde de Mislata en nombre de la ciudad firmase el acuerdo de Protocolo, que posteriormente fue ratificado mediante la moción presentada por el grupo de EUPV en sesión plenaria  del Ayuntamiento de Mislata el 29 de Mayo de 1997 con los votos de EUPV y PSOE, y la abstención del PP.

El Hermanamiento entre ambas Ciudades constaba de nueve puntos, en el que las dos Entidades hermanadas se comprometían a:

1.- Apoyar al Pueblo Saharaui en su justa lucha contra el expansionismo y la agresión Marroquí , así como en su derecho a la autodeterminación.

2.- Respaldar las iniciativas tendentes a una solución justa, pacífica y duradera del conflicto.

3.- Declarar nuestra firme decisión de mantener vínculos de amistad y solidaridad para avanzar por el camino de paz, la libertad y el progreso.

4.- Colaborar y cooperar en el desarrollo de las relaciones sociales, culturales, económicas, deportivas y turísticas.

5.- La colaboración e intercambio entre ambos municipios será tan amplia como lo requieran las aspiraciones y propósitos reflejados en este pacto. Y la enumeración de materias a desarrollar no es limitada, pudiendo agregarse cuantas iniciativas, actividades o asuntos sean de recíproco interés.

6.- Se procurará la puesta en práctica de actividades que fundamenten las relaciones de ciudades hermanadas y la directa participación de ambas Municipalidades, aprobando programas a desarrollar, garantizando, igualmente, la solvencia de las familias, entidades, organizaciones o colaboraciones que cada uno requiera para el cumplimiento de los compromisos adquiridos.

7.- Los Gobiernos Municipales procurarán difundir entre sus colectividades,  el ideal de solidaridad que debe inspirar los comportamientos de sus vecinos aprendiendo a compartir y adaptar los instrumentos disponibles para solucionar problemas que, aunque comunes, se desarrollan en contextos diferentes.

8.- La duración de este pacto de hermandad es ilimitada, y su vigencia vendrá determinada por la voluntad de ambos Municipios unidos en el deseo de mantener estrechas y fraternas relaciones que avalarán el futuro desarrollo de actividades orientadas al bienestar y progreso de los pueblos.

9.- Manifestamos nuestra voluntad de respetar los principios establecidos por la Federación Mundial de Ciudades Unidas.

Este libro servirá como de recordatorio de la deuda que España y el mundo mantiene aún con el pueblo Saharahui, marca el inicio de una nueva andadura sobre el camino y las piedras de un conflicto enquistado y bloqueado especialmente por Francia y Estados Unidos y la connivencia de España, pero también por la tenacidad y la lucha incansable de las personas de ambos pueblos por mantener viva la llama de la esperanza.

Desde estas líneas, me reitero mi agradecimiento a AHUIM por permitirme colaborar con esta modesta aportación a la publicación de este libro y contribuir así con otros dos poetas saharauis Mohamed Ali Ali Salem, Mohamed Salem Abdelfatah, Ebnu y el pintor de Mislata Francisco Hinojosa a cerrar el último apartado del libro “La cultura, un derecho”.

Salvador García de la Mota (Alhalil)

Mislata, 30 de octubre de 2016

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s