ME LLAMAN SOLIDARIDAD

Eran las tres y media, había llovido y las calles estaban vacías y repletas de charcos. Me pesaba tanto el reloj del tiempo que decidí llevarlo al almacén de los sueños para que adelantaran las horas y los días. Crezco sola, sin padres ni hermanos. Me llamo solidaridad.

SENRYU

En mi reloj
ya son las tres y media
Charco a las dos

Alhalil, finales de junio 2018.

Mini relato en menos de 50 palabras con senryu.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s