Reflexiones: Día seis.

covi19

POR QUÉ le hablas a la vida,
a esta vida penitente
a la que acechas hiriente
Desdén de tu alma homicida.

Y te hospedas en los labios
Y adormeces las sonrisas
como una ligera brisa
te instalas con tus agravios. 

Y cuando cantas, sin voz
dejas dolor en las cosas
Ojos, lágrimas sinuosas,
Un síntoma infiel y atroz.

Me invades con tu amargura
Mil nombres, en vida tienes.
Con claros y oscuros bienes
Sin la mínima ternura.

La luz se ha tornado oscura
impotente, desgarrada.
Vaga el alma desolada
teñida de infiel tortura.

Delicado el corazón
se ha perdido en la explanada
donde tu sombra malvada
sigue imponiendo sanción.

El valle azul, nuevo día,
aire fresco en los pulmones
fluyendo las reflexiones
hay luz, en la lejanía.

La vida, eterna te espera
distante en el horizonte
Esta cerca, tras el monte
Se Puede ver la frontera.

Hoy sin aliento, razones,
pinceladas de optimismo
todos somos uno mismo
cumpliendo estipulaciones.

Me alimento de pasión
las sombras voy disipando
los egos voy desterrando
fortaleciendo mi don.

Prestado tengo otro día
un Carpe Diem, otro instante,
con primavera ambulante
nos trae otra melodía.

Y con esta sinfonía
no hay mal que cien años dure
saldremos, aunque no jure
de esta global osadía.

Que cada alma sea guía
un manual de buena práctica
y dejemos la semántica
y a vivir que son dos días.

Alhalil, 21/3/2020 Día mundial de la Poesía

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s