Noche de boda

NOCHE DE BODA

No sabría que decir
a tu alma desconsolada
llanto que deja sentir
la rojez de tu mirada.
Está tensa
tu cara desencajada
soportando tanta ofensa.

Pasó la noche de boda
un hecho que consumase
y en pensarlo me incomoda
la traición de aquella frase
¡vuelvo ahora!
y al amor que desposase
en su soledad lo llora.

Alhalil, 17/11/2020

Septilla. Estrofa trovadoresca. Su esquema métrico es a8-b8-a8-b8 / c4-b8-c8. Antigua forma que constaba de una redondilla y un tercetillo final, ligados de varios modos por las rimas.

El poeta ilusiona

En sus manos la finura
en sus ojos las pasiones
del escribir con soltura
con simples anotaciones
versos de gran hermosura
rimas de amor y ternura
dando ritmo a sus canciones

Esto no es una locura
ni tampoco son lecciones
que el escribir con soltura
es un don sin condiciones
pues la estrofa será pura
si al escuchar su frescura
te hace sentir emociones

El poeta sana y cura
con su versar las pasiones
y con su pluma depura
la ansiedad de corazones
con elegancia y censura
y con buen tacto y mesura
devuelve las ilusiones.

SEPTETO. 24/11/2020 Alhalil.

Amapolas

A ambos lados las laderas de las montañas y ruinas abandonadas de las zonas rurales. Hizo un alto en el camino y dejó sus zapatos rotos para coger unos que colgaban de un árbol. Un sentimiento de tristeza recorre su cuerpo al sentir el frio de la tierra. Los arbustos ocultan ropa y artilugios de la guerra. Coge una chaqueta para reponer la suya ya vieja. María suspira. Son reminiscencias del treinta y seis, mientras contempla otro ocaso desde un montículo de la parcela que ambos compraron, observando al sol ponerse por el horizonte de su campo de amapolas.

Taller Literario MAM. Zapatos, sentimiento, tierra, chaqueta y amapolas. Texto con un máximo de 100 palabras.
BoroGarcia/Alhalil 24/11/2020

“La costumbre de relacionar las amapolas con la guerra viene de la época napoleónica, cuando un escritor se percató de que el territorio anegado tras un conflicto se cubría de estas flores en primavera. Durante la Gran Guerra, el teniente coronel John McRae, médico canadiense, escribió el poema En los campos de Flandes, en el que establecía esa misma relación. La composición se hizo célebre y la amapola se convirtió en el emblema de los fallecidos en combate: En los campos de Flandes las amapolas crecen // entre la hilera de cruces, // que marcan nuestro lecho; y en el cielo // las alondras, aún cantan valientemente, el vuelo // es apenas escuchado entre los cañones de abajo… Así, el día del aniversario del armisticio, el 11 de noviembre, los británicos se colocan una amapola -poppy- de papel, en recuerdo de los fallecidos en la Primera Guerra Mundial. Con ella también conmemoran a otros soldados que perdieron la vida en conflictos posteriores, como la Segunda Guerra Mundial, la Guerra de las Malvinas o la Guerra del Golfo. Las poppys son confeccionadas por los veteranos de la guerra y vendidas por representantes de la Real Legión Británica, una organización formada por supervivientes de todas las guerras.

Por su parte, en Somme (Francia) cada primero de julio se arrojan amapolas a un inmenso foso conocido como la Grande Mine. El agujero -de 30 m de profundidad y 100 m de diámetro- lo dejó una mina colocada bajo las líneas alemanas, que estalló a las 7,28 h del 1 de julio de 1916, antes de la ofensiva de infantería que dio inició a la batalla del Somme. En este punto, ese mismo día y a dicha hora se realiza anualmente tan emotiva ceremonia.

En los campos de Flandes
crecen las amapolas.
Fila tras fila
entre las cruces que señalan nuestras tumbas.
Y en el cielo aún vuela y canta la valiente alondra,
escasamente oída por el ruido de los cañones.
Somos los muertos.
Hace pocos días vivíamos,
cantábamos, amábamos y éramos amados.
Ahora yacemos en los campos de Flandes.
Contra el enemigo continuad nuestra lucha,
tomad la antorcha que os arrojan nuestras manos agotadas.
Mantenerla en alto.
Si faltáis a la fe de nosotros muertos,
jamás descansaremos,
aunque florezcan
en los campos de Flandes,
las amapolas.”

Texto de: Muy Interesante

A la antigua usanza

Al hablar con tu mirada
yo me siento afortunado
es tal el gozo alcanzado
que me pliego a tu llamada
pues quisiera
vivir sin tiempo de espera
y acogerte en mi morada

Amando a la antigua usanza
dejando hablar las caricias
disfrutando las delicias
del amor sin añoranza
y así quisiera
vivir en ti compañera
gloria y bienaventuranza

Alhalil, 17/11/2020

NOTA: Septeto o séptima.ESTROFA DE 7 VERSOS: TROVADORESCA. Antigua forma que constaba de una redondilla y un tercetillo final, ligados de varios modos por las rimas. Su esquema métrico es aabbacca,

LLUVIA Y ESTRELLAS

Aquella tarde todo parecía genial. Quedamos a las cinco con unas amigas para ir al cine. Alberto tenía las entradas que le había conseguido su padre, dueño del cine. Entramos ya empezada la película y nos dispersamos por parejas. Ángela me dijo que si la iba a engañar, pues no le gustaban las pelis de miedo. No te preocupes es una comedia. Inclinamos los asientos mirando al cielo raso tras el cristal. Estábamos aparcados en la calle 13 del autocine. Y nos desentendimos de la película,  observando un universo de estrellas. Alguien gritó, contagiando al resto, justo en el momento en que se abrieron los aspersores del césped.

NOTA: Microrrelato para el Taller Literario del MAM. Las palabras obligadas eran: Genial, engañar, cristal, calle y universo. En este orden y con 100 palabras (+/-). Este es un ejercicio que hacemos todas las semanas y que es curioso lo que la mente de cada uno/a elabora a partir de cinco palabras.

Mislata, 17 de noviembre de 2020. BoroGarcía/Alhalil

Cómplice el sol

Arrecia el viento
los arrozales verdes
balancean erguidos.
Rotos de amor
sembrados de belleza
van retando al silencio.

Buscan refugio
en la espiral del viento.
En la boca del mar
puesta de sol
y ocaso de luz. Sueños
de su cariño errante.

Éxodo al alba
¿En la agenda del alma
permanecen las citas?
Nada ha cambiado
ilusión y esperanza
es todo cuanto queda.

Sigue esperando
meditando en el muelle
acunando las horas.
Llega otra tarde
con nueva sinfonía
que embellece el oasis.

Aquella tarde
como niños fingieron
resguardados del viento.
Con un sol cómplice
y cómplices miradas
fusionaron sus besos.

Alhalil. 01/11/2020
Embarcadero de la Albufera. Valencia
Sedoka

Sueños

SUEÑOS

Despertó jubiloso
magullado, maltrecho y dolorido
sueño de amor hermoso
De un gran placer vivido
En la estancia solo, el amante herido.

Alhalil, 9 noviembre 2020

  • Lira o también llamada estrofa garcilasiana o quintilla de Fray Luis de León. Utilizada en el Renacimiento (especialmente Fray Luis y San Juan de la Cruz) y en el Romanticismo. El nombre proviene de la Oda a la flor de Gnido, de Garcilaso. Su esquema métrico es 7a-11B-7a-7b-11B.

ME QUEDARÉ DESPIERTO

Rotos de amor
con el alba en el horizonte
nos quebramos;
Bajo las sabanas de seda
nos refugiamos en una espiral
respondiendo al silencio
jadeando armonías.

¿Eres un ángel?
¿Por qué te vistes de orquídea?

Una gama de colores fluye
irradiando la estancia
resaltando los tonos en la seda
de tu ropa interior.

Siento que hay fuego en mi interior
y que una lágrima fría se desliza infiel;
Se apagaron las luces de las velas
y volvieron las luciérnagas
a dibujar el perfil de tu cuerpo
que sutilmente danza armonioso
entre las figuras del humo del incienso
creando un universo de estrellas.

Me quedaré despierto
para no perderme este mágico instante;
Y no dormiré
hasta que de tu mano
alcance ese punto de luz
que une nuestras almas.

Alhalil, 10/11/2020

ALGO HUELE MAL

Aquella mañana el mar estaba en calma. Mientras paseaban, ella le decía, ¡es que me da asco!, ¡no puedo más! Se dieron las manos y juraron alianza. La confianza era su tesoro, en un futuro que la pandemia pintaba muy gris. Tomaron unas cañas en el chiringuito y después subieron al coche para regresar a su residencia de ensueño. Un lujoso chalet en las afueras, cercano a la sierra. Estaban llegando, a 5 minutos, entre pinares, hasta ver la depuradora de residuales junto al camino, instalada cerca de la urbanización y por la que llevan años luchando para desplazarla.

Alhalil, 10/11/2020. Mislata.

NOTA: Microrrelato, presentado en el Taller Literario del MAM, el 10/11/2020. Propuesta de 100 palabras, teniendo que aparecer en el texto y en ese orden: Asco, alianza, tesoro, coche y ensueño.

REMINISCENCIAS


 Grande cual inmenso cielo
 Son los misterios del mar
 Duelen palabras y celos
 La indiferencia, aún más.
  
 Tras el horizonte, lejos
 Se ven del alba las luces
 Nos vamos haciendo viejos
 Dudando en todos los cruces.
  
 Tengo miedo de las sombras
 En las sombras vivo y muerto
 En el espejo me asombras
 Y al tocarte me despierto.
  
 Te busco tras los cristales
 En el verdor de los montes
 Solo escucho los chacales
 Aullando en los horizontes
  
  
 Que pasa por mi cabeza
 Confundida y algo maltrecha
 Parece faltar la pieza
 Que cierre toda esta brecha.
  
 De dónde surgen las dudas?
 ¿Son demonios, son lamento?
 Reminiscencias muy crudas
 Cartas de confinamiento.
  
 

ALHALIL, 3 noviembre 2020.


Redondilla y cuarteta, con rima cruzada. También llamada cuarteta de rima cruzada o serventesio de arte menor o redondilla. Se conocen desde S. XII en coplas populares tradicionales. Desde S. XVI en teatro. Muy frecuente en el Barroco. Las recomienda Lope de Vega, para diálogos de amor en teatro.