Zippo

La tela de su vestido se dejo violar por la luz del alba. Dos torsos desnudos al calor de la chimenea restaban emoción al instante. Aún se olía la pasión de dos almas inquietas buscando su lugar.  Las velas agotadas iban consumiéndose con la angustia de las horas. La almohada se teñía de carmín dejando la huella de un crimen sin dolor, pues ellas, dejaron sus prejuicios en el quicio de la puerta y se envolvieron con la penumbra de la alcoba, en busca del libre albedrío. Dos Evas, saboreando la manzana del amor. Al fondo el clic de un Zippo.

23/12/2020 Alhalil. Trabajo semanal del Taller Literario del MAM. Serie de Microrrelatos. Fotografía y composición by Boro García.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s