Una mañana de otoño

UNA MAÑANA DE OTOÑO

Soleado el alba fluye
Del Río la bruma huye.
Oigo el trinar de las aves
El sol me marca, me incluye
paño de matices suaves.

Dorados cañaverales
Gualdo el cerezo, desnudo,
Cálidos los ventanales
Gozando tras los cristales
Este otoño frío y crudo.

Me siento a versar al aire
La terraza soleada
Aporta luz sin desaire
Que el poeta en rebanada
Teje estrofas sin socaire.

De azul se ha manchado el cielo
Sin las nubes caprichosas
Que este otoño ya sin rosas
Junto al manzano, en el suelo
Hay florecillas preciosas.

Ya se fue la primavera
Y el otoño llegó frío
El cañaveral sombrío
Y los kakis a la espera
Madurando junto al río.

Y así vivo otra mañana
Versando al libre albedrío
Mirando por la ventana
Pues aunque hay sol, hace frío
En Benafer, mi Toscana.

Benafer, 6/11/2021. Alhalil. Quintilla.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s