Ocaso sin respuesta

Ocaso sin respuesta

Amanece y el valle transmite paz. La luz del alba destapa su belleza, aunque la mañana, cubierta de nubes amenaza tormenta. En el mirador dos mecedoras. Una vacía, ve pasar días, estaciones, y años. La lluvia (orvallina[i]) crea un calidoscopio de color con el reflejo de los rayos de luz que se filtran entre las nubes. Son intensos los contrastes del otoño para los sentidos. Huele a tierra mojada y se oyen las gotas que caen del árbol sobre la hojarasca, mientras desde su mirador con inocente mirada y un balanceo sigiloso, busca en el ocaso respuestas para su eterna nostalgia.

Alhalil. 27/09/2020

Microrrelato para el MAM: 100 palabras y las obligadas en este orden son: Luz, mañana, tormenta, inocente y nostalgia.


[i] El orvallo es debido a una nubosidad de tipo bajo, a estratos que se encuentran situados a una altitud menor que el punto de toma de datos del radar meteorológico, lo que causa que en la mayoría de los casos no se vea reflejado en dicho aparato. Aun así, si las precipitaciones por orbayu se dan por encima de la altura de toma de esos datos, es una precipitación tan fina y tan débil, que la reflectividad que emite es despreciable y el radar la omite. Algo parecido pasa cuando nieva; para que el radar detecte la nieve, la precipitación tiene que ser de débil a moderada, si no, el radar no la detectará al ser la densidad de un copo menor que la de una gota de lluvia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s